902 28 13 13 | limcamar@limcamar.es

IMG_5305

22 May Limcamar ejemplo de certificación de la calidad en las IV Jornadas de Calidad en Centros Sanitarios

Las “IV Jornada de Calidad en Centros Sanitarios”, organizadas por la Alianza para la Sanidad Privada Española (ASPE) en la CEOE, patrocinadas por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) y LIMCAMAR, ponen de manifiesto la especialización hacia la que se dirige la certificación de la calidad asistencial privada

El pasado 17 de mayo se celebraron en el Salón de Actos de la CEOE en Madrid, las “IV Jornada de Calidad en Centros Sanitarios”. Organizadas por la Alianza para la Sanidad Privada Española (ASPE) y la Fundación Global Salud y patrocinadas por las entidades Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) y LIMCAMAR.

Las jornadas se enmarcan dentro del compromiso de ASPE y La Fundación Global Salud por la Calidad asistencial y en las que se puso de manifiesto la especialización hacia la que se dirige la certificación de la calidad asistencial privada.

La presencia de Limcamar en este evento es producto de su liderazgo en el Sector Sanitario Privado Español y del “compromiso con la excelencia sanitaria”, palabras de Pedro Cánovas, su Director Gerente.

IVJornadas
Calidad como emblema sectorial

El secretario general de ASPE, Carlos Rus, saludó a los presentes con el recuerdo de que el entorno sanitario es uno de los escenarios en los que más constantemente se aplican herramientas de medición de la calidad para garantizar la realización de procedimientos correctos, seguros, eficaces y con plena satisfacción para el paciente. Un empeño en el que le acompañan, como informó, los 575 asociados de la Alianza, en representación del 80 por ciento de los centros privados del país.

Por eso, Rus se mostró muy gratificado al poder recibir a decenas de profesionales unidos en la defensa de la calidad en todos los eslabones del servicio sanitario. Se mostró también ferviente partidario de medir los índices de calidad en todos los procesos asistenciales. De la misma forma, el secretario general de ASPE afirmó que la jornada, en su edición de 2018, también se programó para incluir casos corporativos de experiencias avanzadas de calidad, ejemplificadoras de todo el sector, como el caso de la Certificación UNE 179003 de Limcamar en sus procesos por la Seguridad del Paciente.

IMG_5002

Prevenir la corrupción

El gerente de Governance y Corporate Compliance de AENOR, Salvador Román García, habló sobre Compliance en el sector sanitario. Para ello, se refirió a los estándares vigentes en España para la prevención de la corrupción, los sobornos y los delitos posibles en las organizaciones.

Según refirió, España ya está integrada en el sistema ISO, dotado con 162 miembros, 21.000 normas y 240 comités técnicos. De esta forma se publicó en el país la norma ISO 19.600, de carácter general, y la ISO 37.001, que recoge el Sistema de Gestión Antisoborno, y busca especialmente prevenir la corrupción. Según modelo de implantación creciente en las grandes corporaciones empresariales que lo incluyen en sus pliegues de contratación, tal como detalló el ponente.

Evitar el daño reputacional

Tras resumir los delitos posibles que puede cometer una organización empresarial, Román advirtió que estos exponen a dicha organización a sanciones y condenas penales, además de daño reputacional. Razón por la que la adaptación al compliance penal requiere una actitud corporativa de mejora continua, con sistemas de gestión que incluyan descripción de roles, liderazgo y política empresarial, desde sus órganos de gobierno. Todo ello con requisitos de planificación, ejecución y vigilancia permanentes, según concluyó el ponente. Lo que deriva en confianza hacia la empresa, dentro y fuera de España.

Como peores escenarios posibles para las empresas, el ponente añadió las condenas de directivos, además de la posibilidad de parar la actividad e impedir optar a contratos públicos.

Limpieza y calidad asistencial

IMG_5108

Completó la primera mesa de ponencias el director de calidad de LIMCAMAR que disertó sobre la limpieza de centros sanitarios como factor de calidad y seguridad.
De su sector, el técnico afirmó que Limcamar ya ofrece las normas ISO 9001, genérica de calidad; la 14001, de respeto ambiental; y la SG 21, sobre responsabilidad social, a la que añadió la UNE 179003, referida a la seguridad del paciente.

Desde esta última, estimó que se estratifica el riesgo en tres niveles, bajo, medio y alto. Con situaciones a evaluar como las caídas de los pacientes o la limpieza de zonas limpias como los quirófanos.

Dirigió el Director de Calidad de Limcamar esta última norma a todas las organizaciones del sector sanitario, con certificación externa. De manera que la empresa encargada de la limpieza se convierte en un partner, dado su compromiso efectivo con la seguridad del paciente. En este sentido Limcamar ha incorporado a su gestión de riesgos los requisitos propios de otros sectores como, por ejemplo, el aeroespacial. En todo este proceso de gestión, el especialista en calidad puso por delante la formación del personal encargado de la limpieza de los centros sanitarios.

IMG_4998

Más satisfacción a menor coste

Otro caso práctico fue el expuesto por la directora de calidad del Grupo Policlínica de Ibiza, Rosa García, analizó los beneficios financieros y organizativos de la gestión de procesos. Entre ellos, destacó la eliminación de procesos improductivos y exentos de valor añadido, con reducción de costes y satisfacción del cliente a un tiempo, evaluada en entrevistas personales y no en encuestas.

En esa trayectoria, Grupo Policlínica tuvo que precisar las responsabilidades de su personal, desde una óptica común de mejora continua.
Distinguió García entre procesos estratégicos; procesos de soporte, como la protección de datos; procesos operativos clave, referidos a los itinerarios asistenciales; y los otros procesos complementarios. Todos ellos regidos por una tabla de 64 indicadores.

García explicó en detalle los procesos operativos de urgencias, con mención a los pacientes “fugados” por espera excesiva; los procesos de pruebas complementarias, especialmente en radiología; y los procesos de consultas externas, entre los que destacó la reprogramación de citas.

Por la senda de la calidad

Como en las ediciones anteriores de la jornada, correspondió a la presidenta de ASPE, Cristina Contel, clausurar el acto. Por ello sus palabras fueron de agradecimiento a los ponentes y de reconocimiento a la calidad de sus intervenciones, con especial mención a AENOR y Limcamar.

Por cuarto año consecutivo, Contel estimó haber logrado llevar más inputs a un sector en permanente evolución. Se mostró confortada por la exposición de riesgos a través de la planificación y la prevención. Así mismo, puso el acento en la importancia de realizar la limpieza de centros asistenciales como entidades receptoras y emisoras de enfermedades, también sometibles al filtro de la calidad, con el uso de las herramientas adecuadas. Para concluir, la presidenta de ASPE también elogió la clarividencia expuesta en la parte de la jornada dedicada a la gestión por procesos y la reducción de reclamaciones.