902 28 13 13 | limcamar@limcamar.es

20 Nov ¿Cómo implementar la limpieza frente a la COVID-19 en tu empresa?

Las empresas han debido introducir dentro de su empresa medidas concretas que garanticen la seguridad de su personal y clientes en el desarrollo de su actividad física, para ello han desarrollado “Protocolos de trabajo frente a la COVID-19” según su actividad para controlar la transmisión y la detección precoz de posibles positivos de COVID-19. Estos protocolos incluyen un refuerzo de las medidas de higiene en todos los ámbitos de trabajo y frente a cualquier escenario de exposición. No obstante, se desarrollarán sin perjuicio del cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales y del resto de la normativa laboral que resulte de aplicación y según las recomendaciones de organismos internacionales y nacionales.

 

 

 

 

 

 

 

La función de estos Protocolos es evitar la propagación de la COVID-19 dentro de la empresa, reduciendo los posibles riesgos de contagio y asegurando la seguridad en su actividad. Como medidas preventivas generales que las empresas deben tener en cuenta para contener la propagación de la COVID-19:

  1. Adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros de trabajo, con arreglo a los protocolos que se establezcan en cada caso.
  2. Poner a disposición de los trabajadores agua y jabón o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad viricida, autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad para la limpieza de manos.
  3. Implementar medidas para evitar la coincidencia masiva de personas, tanto trabajadores como clientes o usuarios, en los centros de trabajo durante las franjas horarias de previsible mayor afluencia.
  4. Comunicar a la plantilla los protocolos y pautas a seguir en la organización.

 

Limcamar tiene implantado un Plan de contingencia y refuerzo de limpieza frente al COVID-19 que desarrollamos al inicio de la pandemia por personal técnico y que actualizamos de manera continua. Adoptamos procedimientos de actuación concretos e individualizados en la prestación del servicio en colaboración con los responsables de las empresas en las que presta el servicio de limpieza.

Nuestro objetivo es proporcionar seguridad para garantizar la salud de las personas y el control de la propagación del virus, continuidad de la actividad económica e industrial y actualizar los protocolos de frecuencias y tareas vigentes en los distintos centros de trabajo de nuestros clientes para adaptarlos a las recomendaciones establecidas por los organismos oficiales.

La desinfección y limpieza periódica minimiza los riesgos en la empresa. Nuestro servicio garantiza ofrecer a nuestros clientes espacios de trabajo limpios y seguros para el ejercicio de su actividad. Añadimos a nuestros protocolos de limpieza, desarrollados en base a nuestra experiencia en el sector de la limpieza, procedimientos de desinfección preventiva en el servicio de limpieza que se centran en incrementar las frecuencias de desinfección y limpieza con productos autorizados o recomendados por las autoridades sanitarias para tal fin.

Independientemente de las medidas realizadas periódicamente, también pueden ser requeridas actuaciones puntuales. Estas actuaciones se demandan por las empresas en caso de que aparezca en la empresa un caso positivo confirmado o sospechoso no confirmado de SARS-CoV-2. Es importante que la persona de la empresa notifique a la empresa de limpieza esta situación.

De este modo se realizará una actuación puntual en la empresa que consistirá en la desinfección en la zona de trabajo de la persona positiva confirmada o sospechosa no confirmada, en la zona de aislamiento de la empresa – en caso de que la hubiera- y en las zonas comunes y de tránsito. Estos procesos de desinfección utilizarán productos viricidas homologados por el Misterio de Sanidad y catalogados como tales por su eficacia demostrada.