902 28 13 13 | limcamar@limcamar.es

12 Ene Los nuevos modelos de servicios y negocios en FM a partir de la Tecnología desde la visión de Juan Paredes, Director de Producción de Limcamar

Los avances tecnológicos forman parte del día a día, su introducción en las distintas áreas de nuestra vida facilita y mejora el desarrollo de muchas de las actividades cotidianas. Ocurre lo mismo en el ámbito empresarial. Como prestatarios de servicios trabajamos en la generación de valor a nuestros clientes y, por ello, la innovación es la base de nuestro negocio.

En Limcamar introducimos innovaciones en los procedimientos de trabajo, en la organización de la empresa y en medios tecnológicos con la finalidad de mejorar los rendimientos y la experiencia de las personas implicadas en nuestros servicios, traduciéndose en una mayor satisfacción para nuestros clientes.

Automatización y nuevos roles

Uno de los elementos principales en el desarrollo de nuevos modelos de servicio es la introducción de herramientas que mejoren los rendimientos de trabajo de cada estancia, previamente seleccionados en base a sus necesidades y características. Nuestra filosofía consiste en mejorar el bienestar de las personas poniendo las máquinas a su disposición, y no a la inversa.

Desarrollamos políticas de formación que hagan posible el uso adecuado por parte de los equipos humanos y la programación de rutas que sean capaces de satisfacer las necesidades de las personas que conviven en los espacios. En esta línea, destacamos la introducción de maquinarias autónomas que permiten mecanizar las tareas de limpieza y desinfección, en base a estándares técnicos de diseño, principalmente en tareas como fregado, tratamiento de suelos o mantenimiento de superficies acristaladas. Estos elementos ya están instaurados satisfactoriamente en otros sectores, por lo que su desarrollo en los modelos de Facility Management es una evolución natural que se debe implantar manteniendo las plantillas de trabajo como eje fundamental del servicio.

Para su ejecución, es necesario el desarrollo de nuevas figuras dentro de los equipos de limpieza, que diseñen y establezcan las rutas más adecuadas para cada función y coordinen los procesos y las actuaciones de manera global. Estos puestos deben aunar experiencia en equipos mecánicos y tecnología, aplica da a la limpieza y desinfección.

Parametrización tecnológica

La digitalización y los sistemas de comunicación deben formar parte de los servicios para facilitar la gestión interna del servicio, pero también para su control y supervisión. El desarrollo de sistemas que permiten a las plantillas de limpieza introducir información en tiempo real de su horario, tareas ejecutadas, necesidades detectadas, etc. hace posible la creación de cuadros de mando y análisis para agilizar la evaluación de la calidad prestada. Se utilizan herramientas que facilitan realizar un seguimiento global de la calidad del servicio, mediante la monitorización de los trabajos y la obtención de ratios que permiten cuantificar los procesos de manera ágil y en tiempo real, mejorando así la toma de decisiones.

En Limcamar ofrecemos a nuestros clientes una herramienta de gestión, Service Quality Track (SQT) capaz de ase gurar la trazabilidad del servicio y proporcionar un control global que asegura los niveles de calidad del servicio establecidos. Entre sus prestaciones se encuentra el control de las tareas, la ejecución de controles de calidad, la gestión de avisos, el tratamiento de reclamaciones, la supervisión de horarios, etc. Del mismo modo que ocurre con el resto de variables que influyen en el servicio, estas aplicaciones tecnológicas se van introduciendo en mayor o menor grado en función de las características de cada servicio, garantizando en todo momento el equilibrio entre la obtención de información y el beneficio que genera disponer de esos datos para lograr su efectividad. Todo ello en aras de emplear los tiempos y recursos materiales y humanos necesarios para optimizar los resultados.

Tecnología e innovación

También se hace relevante emplear la tecnología en nuevas áreas y reforzar algunas de las ya existentes como su aplicación en el desarrollo de nuevos productos más respetuosos con el medio ambiente y que al mismo tiempo no pierdan su eficacia. De igual forma, la tecnología se hace visible en la creación de nuevos modelos que utilizan las nanotecnologías aplicadas a nuevos productos, y los avances en la maquinaria facilitan el desarrollo de las tareas de limpieza, poniendo el foco en la mejora de la eficiencia de los procesos, la ergonomía de los puestos de trabajo y en los rendimientos por superficie de las instalaciones. El reto está en hacer accesibles todas estas innovaciones en el sector de la limpieza y desinfección. La formación y capacitación del personal, unido a la colaboración con proveedores y fabricantes de maquinarias, productos y útiles son la base de la implementación de tecnología en el sector.

Estos nuevos modelos de servicio sustentados en la innovación hacen visible los avances tecnológicos del sector y tratan de asegurar los máximos niveles de eficiencia, mientras se proporciona un mayor bienestar al personal encargado de su ejecución y al resto de personas implicadas.